«CAPERUCITA ROJA» QUE SE NOS FUE

«CAPERUCITA ROJA» QUE SE NOS FUE

¡Ah, si volvieras!… ¡Cómo te extrañan mis hermanos!

La casa es un desquicio: ya no está la hacendosa

muchacha de otros tiempos. ¡Eras la habilidosa

que todo lo sabías hacer con esas manos…!

El menor de los chicos, ¡pobrecito!, te llama

recordándote siempre lo que le prometieras,

para que le des algo… Y a veces -¡si lo oyeras!-

para que como entonces le prepares la cama.

¡Como entonces! ¿Entiendes? ¡Ah, desde que te fuiste,

en la casita nuestra todo el mundo anda triste!

y temo que los viejos enfermen, ¡pobres viejos!

Mi madre disimula, pero a escondidas llora

con el supersticioso temor de verte lejos…

Caperucita roja, ¿dónde estarás ahora?

Evaristo Carriego

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*