LA HUEGA (ICA)

La ciudad de Ica es sede de esta leyenda que habla sobre una hermosa mujer de cabello largo y rubio, que siempre se veía en el espejo. Un día, un viajero que paseaba por la zona se perdió. Repentinamente se encontró entre cerros y palmeras, donde encontró a la hermosa mujer. Guiado por su belleza, se acercó hacia ella para preguntarle por qué estaba sola en el bosque. La mujer se sorprendió y sintió miedo, por lo que salió corriendo, tirando su querido espejo entre los arbustos. Dicen los pobladores que de este espejo se ha formado la laguna de Huega.

3. El niño encantado (Lima)

Cuenta la leyenda que un día, un niño de 12 años perdió su ración de carne y maíz. Llorando se dirigió hacia una laguna, de la cual surgió una joven mujer que le preguntó por qué lloraba. El niño le explicó que tenía hambre y ella le ofreció comida. Tomó su mano y lo dirigió hacia las profundidades de la laguna, de donde nunca salieron. Después de buscarlo por varios días, los padres encontraron al niño y la joven una cueva de Huayanqui.

Para quitar al niño el hechizo, el padre lo envolvió en una bufanda de lana y, después preguntarle cómo había llegado hasta ahí, el niño explicó que había caminado con la joven a través del lago hasta la cueva en busca de comida.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*