MINEROS DEL MILAGRO

   Hoy mejor que nunca está bien empleada la frase. Madre Tierra: Esta vez ella ha gestado a treinta y tres seres humanos.

   Los primeros diecisiete días comenzó la gestación con horror, hambre y mucho sufrimiento.

   Luego comenzaron a latir con más fuerza sus corazones, al oír ruidos exteriores, como el feto lo escucha en el vientre de una madre.

   A partir de ese momento llegaron a ellos un halo de esperanza. ¡Él alimento tan ansiado! Por un orificio de ocho centímetros. Que se asemejaba a un cordón umbilical. Renovaron sus fuerzas,  sintieron que su madre tierra los protegía en su útero y ya llegaría el momento de parirlos.

   Sobre la Madre Tierra, estaban otros seres que fueron los Ángeles de la Guarda, todo lo hicieron hasta lograr el momento que nuestra tierra diera a luz.

   El inolvidable día 13-10-10 sumado da treinta y tres, igual a la cantidad de mineros. Ese día comenzaron a nacer, uno a uno, emergiendo en la cápsula Fénix a través del canal de parto de la Madre Tierra.

   ¡Por fin todos vieron la luz! Allí los esperaron a cada uno, los médicos obstetras atendiendo de la mejor manera a los treinta y tres nacimientos.

   Los rescatistas, médicos, colaboradores, compañeros mineros, familiares, el presidente de Chile y el mundo entero, no pudo contener la emoción, con lágrimas en los ojos y sonrisas en los labios por ver el milagro. ¡De la Madre Tierra!     

                                                                                                                    María Bertilia Custodio

                                                                                                                           13 del 10 de 2010                                                                                                                  Taller literario “Almafuerte”

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*